Cuadro de texto:          Artritis y embarazo
Cuadro de texto: En la AR es más frecuente el uso de derivados corticoides, como la prednisona, que prácticamente no traspasan la barrera placentaria y  por tanto, puede constituir una buena alternativa como tratamiento antiinflamatorio.
Cuadro de texto: Hay medicamentos muy usados durante la enfermedad, como el metotrexato (MTX),  cuya exposición se encuentra actualmente totalmente contraindicada durante la gestación. Debe suspenderse en ambos sexos previo  a la planificación, al menos 90 días antes de intentar la concepción. Además, la mujer puérpera debe consultar a su médico sobre si debe o no mantener la lactancia a su bebé en caso de estar tomando algún medicamento. Por lo que respecta a la utilización de tratamientos biológicos en el embarazo, los datos que se disponen hasta el momento se limitan a los agentes anti-factor de necrosis tumoral (anti-TNF) y no parecen indicar que tengan efectos nocivos en el feto, ni en la evolución del embarazo. La exposición a dosis repetidas de corticoides que pasan la barrera placentaria, como la dexametasona, con el fin de acelerar la madurez fetal en casos de prematuridad no ha mostrado efectos perjudiciales en  niños en el seguimiento a medio y largo plazo. En la AR es más frecuente el uso de derivados corticoides, como la prednisona, que prácticamente no traspasan la barrera placentaria y  por tanto, resultan incluso más seguros de cara a su uso en las pacientes embarazadas, lo cual puede constituir una buena alternativa como tratamiento antiinflamatorio.                                                                                                                                                                  
La fertilidad en la mujer con AR es similar a la población general y no suele presentar serios problemas cuando coexiste con el embarazo, ya que las formas con manifestaciones sistemáticas no suelen aparecer en edades fértiles, aunque se precisará una monitorización estricta de cada caso.                                                                                                                        Algunas personas se preguntan si el bebé heredara la artritis. Las causas de esta dolencia se desconocen y aunque exista un vínculo genético, la herencia nunca es el único factor que determina si una persona desarrollara artritis. Los factores ambientales, como los virus o bacterias, y los factores emocionales, también pueden intervenir en el desarrollo de la afección. 
La mayoría de las mujeres que padecen artritis reumatoide tiene un embarazo saludable!!!
                                                                      

Revista / Inicio / historia / vivir 1 / vivir 2 / articulaciones / artritis y embarazo